sábado, 24 de abril de 2010

INSTRUCCIONES PARA SABER SI SE ES UNO O EL OTRO

¿Quién es el otro si no yo mismo
sonriendo a las nereidas de otro?
Siempre habrá ese uno
que no está en su sitio
y el otro admite igual distancia sin ser consecutivo.

Y al contrario de si mismo
consecuentemente
es el mismo margen lo que separa al uno del otro.

Es más ese lector,
que el poema de otro,
concordancia entre uno y otro,
y más en la lectura del lector
que sobre el poema de otro.

Quien se aproxima a otro; a si mismo se aproxima
Y asimismo
Rigurosamente se deshace la distancia
y ya son tres.

En efecto, algún otro no será nunca el mismo
y los poemas de otro serán a ciencia cierta o ciertamente
derivación de la lectura y no del uno ni del otro.

Por ello siempre cuido frente al espejo en las mañanas
hacia qué lado me hago partiduras
y si se mantienen las mismas cicatrices.

Y reconocer al uno, el otro o al lector.
¿o somos cuatro?
Tú, yo, el uno y otro loco..
.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada